El merino es una lana muy noble y de bondadosas propiedades, de fibra muy delgada y trama irregular que genera bolsitas de aire en su estructura, esto lo hace extremadamente suave y un excelente regulador de la temperatura corporal. Su composición queratínica lo convierte en hipoalergénico, por tanto no irrita la piel ni produce picores, y posee propiedades antibacterianas, esto significa que se desinfecta al aire libre y es naturalmente resistente a los olores. Al ser una fibra 100% natural, es una fibra 100% ecológica y biodegradable.

Medidas: 1.40 x 0.70

Todo esto, sumado el amor con el que tejemos nuestras mantas, las convierten en un producto de extrema calidad y calidez…

Para conservarlas suaves y esponjosas,  te recomendamos utilizar lavado en seco profesional. Si querés limpiar una pequeña manchita,  te sugerimos hacerlo con un paño húmedo y jabón con PH neutro. No sumerjas estas prendas en agua, además de que podes estropearlas, tene en cuenta que la lana triplica su peso original al mojarla. El rizo de lana que se forma es normal y, como te contamos al principio, producto de la composición natural del vellón,  podes utilizar spray para el cabello para aplacarlo un poco pero no tires de él porque podes dañar su integridad. Para ayudar a que no se generen bolitas, evita el roce con materiales duros o muy ásperos.

Deseamos que nuestras mantas abriguen momentos únicos e inolvidables…  

Manta Nórdica

$5.379
Manta Nórdica $5.379

El merino es una lana muy noble y de bondadosas propiedades, de fibra muy delgada y trama irregular que genera bolsitas de aire en su estructura, esto lo hace extremadamente suave y un excelente regulador de la temperatura corporal. Su composición queratínica lo convierte en hipoalergénico, por tanto no irrita la piel ni produce picores, y posee propiedades antibacterianas, esto significa que se desinfecta al aire libre y es naturalmente resistente a los olores. Al ser una fibra 100% natural, es una fibra 100% ecológica y biodegradable.

Medidas: 1.40 x 0.70

Todo esto, sumado el amor con el que tejemos nuestras mantas, las convierten en un producto de extrema calidad y calidez…

Para conservarlas suaves y esponjosas,  te recomendamos utilizar lavado en seco profesional. Si querés limpiar una pequeña manchita,  te sugerimos hacerlo con un paño húmedo y jabón con PH neutro. No sumerjas estas prendas en agua, además de que podes estropearlas, tene en cuenta que la lana triplica su peso original al mojarla. El rizo de lana que se forma es normal y, como te contamos al principio, producto de la composición natural del vellón,  podes utilizar spray para el cabello para aplacarlo un poco pero no tires de él porque podes dañar su integridad. Para ayudar a que no se generen bolitas, evita el roce con materiales duros o muy ásperos.

Deseamos que nuestras mantas abriguen momentos únicos e inolvidables…